domingo, 25 de abril de 2010

Ese cabello no es mìo


Las morenas quieren ser rubias…
Las laceas quieren ser crespas…
Las rubias se pintan el cabello de negro…
Pero… ¿Es que nadie está contento en esta vida?
Con muchas ansias espero el estreno del nuevo documental de Chris Rock, “GOOD HAIR”. Una ardua investigación sobre la industria y la veneración al cabello por algunos grupos de nuestra sociedad. Para ser más específicos, la comunidad negra.
Debe ser complicado despertarse y tener que hacer maniobras para que esa maraña de cabello eléctrico se mantenga en su sitio, o adquiera una forma presentable.
O sea, las morenas fueran bendecidas con una voz increíble, con un cuerpo muy bien distribuido, con una piel súper resistente (no se ven estrías ni celulitis, y para colmo se arrugan menos).
Con algo tenían que sufrir pues.
 La industria del cabello mueve millones de dólares en productos para el cabello y pelucas. En lo que es el caso de los productos y según el trailer, estos pueden desintegrar hasta vidrio
¿¡Pero de que esta hecho su cabello!?
¡CUIDATE SUPERMAN!

El uso de las pelucas tampoco es algo común en la cultura latinoamericana, apenas he visto una peluca de cabello falso. Pero en Estados Unidos es muy común, las afroamericanas prefieren comprarse una peluca a pasar horas y horas en la peluquería alisando sus cabellos con “Creamy Crack”, una crema pesada que hace que pasen de ser esponjas humanas a ser laceas. Las pelucas es otro buen negocio, y se ubica en la india; el cabello hindú es liso y manejable, además de ser barato. La forma de colocarse las pelucas varían, algunas se usan con ligas, otras se trenzan a las raíces, y también se usan ganchos, un par de ¡Clics! y tienen el cabello que siempre soñaron.
Con toda esta parafernalia los hombres están prohibidos de tocar el cabello
-¡Nunca toque el cabello de una mujer de color!- te previenen.
¿Pero cómo hacen para tener sexo?
No creo que duerman con la peluca
Imaginen la escena; ella entra con una lencería sexy a la habitación, seduce a su novio, se quita la bata, el corset, los tacones caen al piso, él la toca y...
¡Clic! ¡Clic!

¡¡¡¡¡La pelona!!!!!!




4 comentarios:

  1. Es la maldición del ser humano, la inconformidad.

    ResponderEliminar
  2. bah nadie esta conento pero omo dices si no tienes de INGA tienes de mandinga..ahora entiendo a mi abuela y sus frases e pacotilla haha..me pongo vieja y me duele la costilla, me pongo vieja y siendo lasea me he dado cuenta q no tengo solucion mas q aceptarlo o de plano cortarme el pelo a lo macho macho men! XD gracias por darme temas q leer ..lo mejor!

    ResponderEliminar
  3. muy bueno este ahhhhh me encanta q me des cosas interesantes y graciosas a veces para leer y es cierto lo de las mujeres de piel oscura especialmente aqui ellas pareciera que se mantienen toda la manana en la peluqueria, tienen todos los dias un corte de cabello o peinado diferente.... jaja me ha dado risa el final.

    ResponderEliminar

Exprésate

Popular Posts

Seguidores