domingo, 5 de junio de 2011

La otra es la consola


Los grupos feministas han localizado algunos de los grandes enemigos de las mujeres pero creo que se han olvidado del más importante, del más peligroso y presente, aquel que logra que perdamos nuestro poder y terminemos en un rincón solas comienzo chocolate.

Hoy le declaro la guerra al Playstation, Xbox y cuanta consola salga. 

Es que “En esta casa no cabemos los dos”. Cada vez que uno de estos aparatejos entra en una casa,  un novio se convierte en un bebé con documentos, vello púbico y poder adquisitivo y la mujer en un mueble parlante.

El estado al que entran las personas (mi enamorado, mi primo, mis amigos y demás entes con testosterona),o sea cualquiera que tenga pene, al tocar un mando podría estar entre un autismo retardado con baboseada de bulldog y  esquizofrénico con sobredosis de vicodin. A veces me pregunto si estos juegos tienen algún tipo de efecto sexual para mantenerlos en ese estado, y es que si nos fijamos con cuidado podemos ver una cara de éxtasis post orgasmo cuando en la pantalla sale WIN.

En cuanto una consola entra a el territorio femenino es una declaración directa, una amenaza (es como esos amigos que escuchan las penas y después se chapan al enamorad@), es una pequeña advertencia, el YUJUUU acá estoy BITCH!

 Todo parece inofensivo, el juguete nuevo el cual quiere estrenar y conocer pero…
es un truco!!!

 Ohh… maldito, te acogí en mi casa, te pase el trapo y compré el nuevo God of War.

Juegan horas y los resultados de mi ingenuidad dieron frutos; le di la mano y se fue hasta la conexión de mi LCD. Poco a poco se adueña de la sala, se adueña de la hora de almuerzo, se adueña de los sábados y domingos, se adueña del novio y termina quitando lo único con lo que nunca se debió haber metido, EL SEXO (¡¿Qué?! Un PS2 entra y ¿tengo que comprarme un vibrador?).

La bomba fue lanzada y ni siquiera aviso para poder alistarme (¿Es que acaso nadie respeta los protocolos de Guerra? Hay que agradecer a Japón por el ejemplo), pero el contraataque es dulce
OHHH SHIIII

Solo nada, o sea nada; si pones un Xbox al lado de una mujer con…  “nada” es obvio para donde apuntará un chico (lo de apuntar es obvio no?).

Claro… estamos hablando solo de esos metros cuadrados que podemos llamar mío, pero nos olvidamos que quien no compra, lo alquila a 2.50 soles la hora, esa lucha es mas fuerte, esa lucha es NUCLEAR.




2 comentarios:

  1. jaja yo tengo varias consolas, un poco pasadas de moda tal vez, pero prefiero mil veces la interaccion bien sea con amigas o con mi novia :) cuando me dedico a jugar prefiero hacerlo solo o con otro amigo, hay que darse tiempo para todo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. jaja excelente post! creo que la clave (desde el punto de vista masculino) es en cómo dar un tiempo a las prioridades, ergo, hacer que tu chica también quiera jugar :D resemantizar el vicio del street fighter o el modern warfare, y convertirlo en un quality time entre ambos.

    claro, luego si te llevan a ver un flick chick, no hay lugar para quejarse y caballero nomás xDD

    ResponderEliminar

Exprésate

Popular Posts

Seguidores