jueves, 10 de noviembre de 2011

Regalos con reembolso

Los regalos se traducen como un presente, una forma de mostrar aprecio y cariño pero cuando uno esta enamorado es lo uno y lo otro.

Si seguimos así terminaré pidiendo limosna!!

Mi abuelita pendeja decía que los regalos se dan porque uno quiere, porque quieres a alguien, porque te da la gana o orque algo quieres.

"A un duro y a un terco solo un regalo lo convence"
Pero de los regalos en el noviazgo... nada me dijo.

La emoción del momento, el amor, los besos y los abrazos (ohhh... ¡Callate!) bloquean nuestra mente, nos hace debiles y ciegos ante los precios y los dignos economicos. Un día despiertas en estado zombie pensando ¿Què me regalá?
NADA!!!!

Ni tu, ni yo, ni tu amigo platudo tenemos pareja para llenarlo de regalos, el closet, la consola o la panza (quizas de tu amigo platudo si pueden abusar). De repente una relacon se vuelve en un medio de ahorro sin beneficio propio, juntas por meses tu platita para algo especial que no-es-para-ti... es para otro (-_-' ).
No habla una tacaña ni una antiromantica, habla alguien con conciencia practica que paga cuentas, pasajes, el mercado, los lonches y muñequitos de Star Wars de su novio... (malditos muñecos originales que cuestan un ojo de la cara).
El escenario se complica cuando eres mujer.
Los hombres se quejan y se retuercen cuando les toca regalar algo; "Es muy difícil que regalarle algo a una mujer" pero... ¿Acaso es fácil regalarle algo a un hombre?.
Mientras ellos se complican con un sin fin de opciones nosotras nos peleamos con poco, dificil de encontrar y caro, caro, caro (¿Escucho eco?).
¿Entonces vale la pena el esfuerzo?
Para mi sí... 
mujer enamorada, ohhh!!!  
CALLATE!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Exprésate

Popular Posts

Seguidores