lunes, 6 de febrero de 2012

Macho menos


Latinoamérica es donde la sangre de los hombres de acero, malosos y poderosos hierve. Ellos son valientes y masculinos, ellos son fuertes y abren las botellas de cerveza con trucos.

La máscara que estos personajes se ponen queriendo ser Batman o Superman, salvando el día y quedándose con la chica está en todos los hombres, en algunos es una máscara completa y en otros es un sutil antifaz donde sólo los personajes idiotas no se dan cuenta de la verdadera identidad.

¿Acaso el que te quites las gafas te cambia la cara? Sorry Clark

Las mujeres hemos sido dibujadas como las suaves y delicadas, las gacelas en peligro que necesitan estar protegidas de todo mal. Nosotras no nos quejamos, es fácil dejar que ellos se arañen por todo cuando nosotras salimos en minifalda por la avenida, es bonito que te inviten al cine y te abran la puerta del carro pero estos no son los machos que se respetan, estos son hombres y punto.

Como toda fachada o máscara ésta se cae en algún punto, en algún momento donde ellos sólo quieren un abacho de oso… AWWW. Mi mamá me decía que los más grandotes eran los más chiquitos, sé que esa frase se puede malinterpretar pero eso es culpa de tu mente cochina, me refiero a que todo que se hace el fuerte termina siendo el más delicado… y las mujeres hemos sabido aprovechar esto. MUAHAHA

No hay hombre que no coja a su novia del brazo fuerte y ponga cara de “Mío” cuando a esta se le ocurre ponerse esos shocitos apretados y taco nueve, si a esto le agregamos un push-up es seguro que estará a poco de un ataque cardiaco. La pose de macho le sirve de mucho en estos momentos; infla el pecho, pone cara de maloso y espera a que algún insolente grite “mamacita” o algún piropo obrero, es en ese momento donde la vena de la frente le palpita más que nunca.

Qué diferente es cuando ella se molesta con el por algo que él hizo, o sea, cuando mete la pata. Es como si tuvieran algún tupo de pulsera de transformación y Gordon decidiera teletranformarlo (Si no sabes de lo que estoy hablando no tuviste infancia) en un dulce cachorrito con ojos llorosos, o en el gato de Shrek pidiendo ser perdonado y amado.

¿Dónde está el macho que se respeta de los comerciales de Sony?

Tremendo cuento, tremenda estafa. Mientras más machotes más tiernotes… creo que esa frase suena mal.
No importa que estos chicos sufran de bipolaridad emotiva, siempre es lindo ver a un hombre caer en los brazos de la mujer que ama.

OHHHHHHH

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Exprésate

Popular Posts

Seguidores