domingo, 4 de marzo de 2012

Tacones hechos con estrellas del Dragón


Muchas veces no nos importa que los “macho men” nos subestimen por ser mujeres.

Que no sabemos disfrutar de un partido de fútbol porque somos mujeres.
Que no podemos cargar cosas pesadas porque somos mujeres.
Que no podemos manejar cosas peligrosas porque somos mujeres.
Que no sabemos quién es Gokú y qué hizo por nuestra generación… WHAT?!?!!

¿Que qué? ¿Estás loco, drogado o fuiste raptado por la familia de E.T.?

¿En serio los hombres siguen pensando que nosotras crecimos jugando a la casita con Barbie y Ken?
Me pudro en la oxigenada esa y en su relación tóxica con un hombre que quiere quitarle el protagonismo.  

Acepto que vi Candy y seguí su enfermiza relación con Anthony y Terry… aunque yo creo que ella jugaba a “El Doctor y la enfermera” con Steve, Archie y el hermano de Elisa mientras todos creían que lloraba sola en su cuarto… conste que no descarto la zoofilia con el mapache.

También vi Sailor Moon, junté todas las figuritas del álbum y cuando fui a reclamar el premio me dijeron que ya se había pasado el tiempo. ¡Sí!, yo compré el báculo y dije “por el nombre de la luna” ¿Ahora me van a juzgar por eso?

Ustedes pueden haberse tragado todos los episodios de Súper Campeones con cachas de 20 kilómetros y trucos Ninja para meter gol pero nada de eso puede superar la obra maestra de Akira Toriyama: Dragon Ball.

Me quejo, me molesto, pataleo y encrespo, me hago bolita y ruedo por el suelo cuando escucho que seguro yo no sé quien es Ten Shin Han porque soy una “flaca”, para colmo ese adjetivo no va conmigo (puedes preguntarle a mi pantalón talla 30).

Yo crecí con la búsqueda de la esfera de 4 estrellas, yo vi cuando al maestro Roshi le salía sangre por la nariz, vi como nació Piccoro… y dicen que no sé de Dragon Ball.

¡Esto es discriminación! Llamen a los la Oficina de Derechos Humanos, llamen al Ministerio de la mujer… ¡Haga algo Señora Villarán!

Esto no puede seguir así.  Que esta  generación  no sepa que estuvieron en peligro por alienigenas con cola y que al otro lado del mundo hay gatos parlantes con semillas milagrosas no es mi culpa.

¡Yo también levanté las manos cuando Gokú hizo la genkidama! ¡Yo colaboré!

Busqué por todos lados donde comprar una cápsula de Corporación Cápsula pero parece que nadie las importa… y no sé de Dragon Ball.

Estas acusaciones vienen siendo hechas por seguidores de Atena, chicos que veían un anime larguísimo con problemas de arrendatarios ya que pasaban de casa en casa y que osan decir que “Seiya le pega a Gokú”.
¡¡¡BLASFEMIA!!! Que te caiga un rayo, la boca se te haga chicharrón y los gatos se coman tus dedos… y algo más.

Me rehuso a concebir tal falta de respeto a un Sayayin de raza pura, entrenado por un inmortal y en el otro mundo; espérate nomas a que el Príncipe se entere de tu insolencia y serás castigado como a un ¡¡¡INSECTO!!!

Es un hecho: no sé nada de DB.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Exprésate

Popular Posts

Seguidores