miércoles, 27 de febrero de 2013

Entre el estar y no estar


Hay muchas formas de terminar una relación: una es con espectáculos públicos a lo Coliseo Romano donde la mujer parece un león con hambre cada vez que le grita al susodicho “maldito”. Otra es por internet, (CobardeModeOn) donde la gente crees que con un mail, chat, mensaje, whatsapp u otro medio electrónico puedes decirte #GameOver sin importarles que al otro lado suena Crush dentro de un pecho. También está el estilo novela romántica donde los dos amantes se despiden con lágrimas ya que las condiciones y los problemas no los dejan estar juntos aunque sus corazones siguen latiendo el uno por el otro… ¿Dónde vomito?.

Algunos terminan al Badani Style donde hay uno, dos , tres en discordia… ¿Por qué no se vuelve musulman ya?

Y finalmente está el de los flojos, aquellos que se cansan de luchar y creer y piensan que las cosas más bonitas de la vida son fáciles ¿Desde cuándo la vida es fácil?
Las mujeres tenemos un problema grave, luchamos mucho cuando queremos y a veces queremos mucho. Pensamos que todo es posible ¿Por qué seremos tan positivas? Deberíamos recordar que no es como en la Tinka que siempre dices “Me lo voy a llevar, me lo voy a llevar” y no sacar ni el primer número, acá no compras otro boletito y sigues intentando, acá sigues intentando porque te haces la Tarada.
Te haces la sonsa porque no quieres ver que o te están viendo la cara o te estás aferrando a él como si fueran las últimas botas Channel en remate en pleno Cierra puertas ¡OHH POR DIOS!
Hay que tener en claro algo, esto ya no es culpa del monigote con pelotas que tienes de pareja; esto es tu responsabilidad. El estar como un pegaloco sobre él aunque no te llame, no te diga “te quiero”, no te reciba con abrazos , no te sorprenda, no te mande aunque sea un mensaje misio para decirte que te necesita y sigas con él escondiendo que te haces la pichi de la alegría cada vez que te manda un mensaje por el chat es entera decisión tuya,

Es sí, nos resistimos a aceptar que hay cosas que deben cambiar, nos resistimos a mirarnos al espejo y decir “Mamita, estás bien rica, un montón de chicos te miran por la calle. Ayer el chico que conociste en el bar te invito a salir y tú sigues con alguien a quien le cuesta demostrar que está interesado en ti”.
Lo primero que debes hacer cuando estás en éstas situaciones de dependiente emocional es llamar a las chicas… ¡GIRLS NIGHT! 

Compren chocolates, comida grasosa, alcohol, películas estúpidas de esas que no pagarías por verlas en el cine y prepárate para ser DESAHUEVADA .
Las frases que comúnmente pueden ser escuchadas en esas reuniones van desde:
“Te mereces algo mejor” hasta “Pero si un montón de chicos te quieren meter diente ¿qué haces así?”. También podemos escuchar cosas como “Yo te presento a unos clavazos para que saques ese clavito” y el famoso remasterizado  “Mejor sola que mal acompañada… aunque hay mala compañía que puede hacerte momentáneamente feliz”.

Después vístete lo más linda posible y ¡ABACADABRA! Un montón de chicos te mostrarán que hay para elegir y que no necesitas estar detrás de alguien para sentirte querida y deseada.
Las relaciones son de dos personas… sino la masturbación sería el deporte preferido por las mayorías. Puedes luchas y tratar pero si lo hacer sola entonces te están paseando y ¡NO ERES PERRO PARA QUE TE PASEEN!

Citaré lo que alguna vez me digo una amiga: “Si te quieren lo harán en blanco y negro, pero si te aman lo harán a colores y a 3d”.... If you know what i mean.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Exprésate

Popular Posts

Seguidores